Es necesario escuchar la realidad de cada comunidad para proteger a reporteras: Tobyanne Ledesma

Las comunicadoras indígenas y afrodescendientes junto con Tobyanne Ledesma Rivera, titular del Mecanismo de Protección Integral de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas en la Ciudad de México. Foto: Notimia
Las comunicadoras indígenas y afrodescendientes junto con Tobyanne Ledesma Rivera, titular del Mecanismo de Protección Integral de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas en la Ciudad de México. Foto: Notimia

Durante el IV Encuentro de Comunicadoras Indígenas y Afrodescendientes, la directora del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas de la Ciudad de México, Tobyanne Ledesma Rivera, aseguró que la labor del Estado es garantizar la seguridad de las comunicadoras y que para lograrlo deben ir de la mano y escuchar la realidad de cada una de ellas y de sus comunidades.

“Las personas defensoras y periodistas de la región, enfrentan una situación que otros defensores y periodistas no enfrentan en otras partes del mundo; México es el país más peligroso para ejercer el periodismo y sumemos la situación que enfrentamos las mujeres indígenas y afrodescendientes. Ése es el gran reto desde el Estado: empezar a trabajar de la mano con ustedes. No podemos iniciar a trabajar si no es con ustedes y si no escuchamos la realidad de cada comunidad”, destacó.

Durante la conferencia, las comunicadoras mencionaron que al ejercer un trabajo periodístico, corren riesgos y amenazas dirigidas tanto a ellas como a sus seres queridos, por lo que ven sus derechos humanos violentados y vulnerados; así mismo, aseguraron que no tienen las herramientas necesarias para identificar a tiempo posibles amenazas, y tampoco cuentan con los protocolos indicados para prevenir ataques o solicitar ayuda ante cualquier tipo de agresión.

“Nos damos cuenta que es una situación muy estresante para varias compañeras y cuando decimos hay que cuidarnos, a veces no queda claro cómo puede ser ese cuidado”, dijo una de las asistentes.

Las comunicadoras coincidieron en que la responsabilidad de prevención no puede enfocarse solo a ellas y menos ante un contexto en el que los ataques a defensoras de derechos humanos y comunicadoras indígenas y afrodescendientes han incrementado de manera considerable, fenómeno que atribuyeron al alarmante índice de impunidad ante los casos de violencia hacia periodistas.

En tanto, Ledesma Rivera aseguró que “la responsabilidad de garantizar estos derechos es del Estado mexicano, eso no se pone en tela de juicio, al gobierno e instituciones nos toca crear esos canales de comunicación para garantizarlos, nuestra tarea es hacer planes de protección que funcionen ante sus necesidades”.

Aseguró que el Mecanismo ha trabajado en dos vertientes para ampliar el tema desde una visión de prevención y promoción. La primera es enfocar las medidas y los protocolos a cada contexto ya que cada mecanismo funciona de acuerdo a las necesidades de cada entidad.

La otra vertiente tiene que ver con los derechos digitales, Ledesma Rivera explicó que el Mecanismo tiene alianzas importantes con diversas organizaciones para trabajar en el tema de envío de informaciones de manera segura y cómo proteger a las fuentes de información.

Las comunicadoras aseguraron que “es importante identificar la violencia en redes, no sabemos hacerlo y es importante saber cómo actuar. Es todo un reto, pero tiene mucho que ver con nuestro propio autocuidado”.

Tobyanne Ledesma informó que el Mecanismo trabaja actualmente para poder brindar un servicio efectivo a comunicadoras . “El mecanismo de la Ciudad de México funciona con una Junta de Gobierno desde donde se decide el tema presupuesta, de administración, etc; cada tres meses, el Mecanismo rinde informes y si la Junta considera que no es suficiente el trabajo que se ha realizado, se ajusta. A esta figura se invitan a otras instituciones como la Secretaría de la Mujer, a la Secretaría de Pueblos y Barrios Originarios y Comunidades Indígenas Residentes (SEPI), etc., para tener un trabajo interdisciplinario”.

Aseguró que a toda persona que acude al Mecanismo se le pregunta cuál es su auto adscripción desde el momento que ingresa por lo que actualmente trabajan con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) con el propósito de tener un mejor ajuste con respecto a este tipo de información.

También aseguró que también trabajan con SEPI con el fin de contar con traductores y traductoras en caso de que comunicadoras y comunicadores indígenas que no hablan español acudan al Mecanismo.

Conminó a que “cualquier persona que se sienta en riesgo puede contactar al Mecanismo, se les hace una entrevista de primer contacto en donde nos dicen el por qué se sienten inseguras, hay que ser observadoras para registrar incidentes de inseguridad como mensajes de una cuenta después de publicar algo, si alguien deja un recado fuera de lo normal o si algo se sale de nuestra rutina”.

Tras la evaluación de riesgo, se determina el nivel del mismo para después poner un foco de atención. Cada persona que se acerca, recibe un plan de protección personalizado y las medidas de protección se implementan solo si la persona da la autorización para que se apliquen.

Lucía Mogel (reportera)