Mujeres Indígenas de Guerrero toman edificio del Centro Ciudad de las Mujeres

Alzan la voz para el ejercicio de sus derechos humanos

Exigen no ser despedidas

NOTIMIA.- El personal administrativo del Centro Ciudad de las Mujeres ubicado en Tlapa de Comonfort, Guerrero; notificó el pasado 21 de junio a sus colaboradoras sobre una reposición de sueldos atrasados por cuatro meses y de un recorte de personal del 50 % de las mujeres que laboran en el Centro debido a un recorte de personal a nivel federal así como de la reducción del 50 % del salario de las personas que permanecerán laborando en el centro.

El Centro Ciudad de las Mujeres, se conforma de al menos 80 % de mujeres indígenas tlapanecas (me´phaa), nahuas (nauatlakaj) y mixtecas (na savi), quienes brindan atención a mujeres víctimas de violencia atendiendo por día entre 100 a 120 mujeres violentada que acuden a los módulos; libre de violencia, salud, educación y autonomía económica.

Las mujeres que atiende el Centro son provenientes de 19 municipios de la región de la montaña alta del estado de Guerrero entre ellos; Tlapa de Comonfort así como mujeres de diferentes estados de la república mexicana.

A raíz de la noticia del posible recorte de personal, un movimiento conformado por 42 mujeres y 4 hombres entre quienes se encuentran abogadas, psicólogas, trabajadoras sociales, maestras, etc., tomaron las instalaciones del centro para manifestar su inconformidad ante las decisiones del personal administrativo. La reducción del personal es visto por el movimiento como una acción para el cierre del centro para convertirlo en un almacén.

Encontrándose las instalaciones del Centro en huelga laboral, las mujeres siguen brindando asesorías a víctimas de violencia a las afueras del lugar, acción que han realizado bajo la conciencia de que las mujeres que acuden no son responsables del paro, tienen el derecho a ser atendidas y a recibir información.

Esperanzadas en que el Centro Ciudad de las Mujeres permanezca abierto, el movimiento exige a las autoridades; ningún despido ni reducción de salarios, pagos adecuados y puntuales, contrato laboral con prestaciones de ley, contratación de más personal de acuerdo a la demanda del servicio, etiquetar presupuesto federal para el Centro, visita de contraloría una o dos veces por mes, abastecimiento de material para todos los módulos y áreas que dan servicio, asignación de vehículos para actividades en campo, capacitación del personal, destitución de la directora y del área administrativa e implementación de acciones penales y administrativas por parte de las autoridades.

El movimiento hace un llamado a la ciudadanía para que se sumen a su lucha para el ejercicio de los derechos de las mujeres víctimas de violencia de la montaña alta, considerando que se trata de una afectación a nivel estado y nacional.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*