¡No a la mina, sí a la vida”, en Palma Sola Veracruz.

Redacción: Daniela Lopez Carreto y Notimia, 1 de septiembre del 2018.-El sábado pasado, en la comunidad de Palma Sola, Alto Lucero, Veracruz, México, más de 30 comunidades indígenas, afrodescendientes y mestizas de la región, se manifestaron  en contra de la minera canadiense, Candelaria Mining Corp.

Sin consulta previa, libre e informada, en la región costera de Actopan y Alto Lucero, la empresa Candelaria Mining Corp, busca extraer oro por seis años el tajo (a cielo abierto). Esta actividad impactaría 361 mil 85 hectáreas, de terrenos forestales de bosque de encinos tropicales, selva baja caducifolia, donde habitan 51 especies de flora y fauna en peligro de extinción.

En la marcha pacífica se dieron cita más de mil personas, entre las cuales se encontraban  niños, niñas, jóvenes y adultos que se enfocan en la defensa del territorio, flora, fauna y medio ambiente.

Con diferentes consignas como: ¡No a la mina, sí a la vida, queremos frijol, queremos maíz, fuera las mineras de nuestro país!; los presentes  exigieron respeto a sus derechos por una vida digna y hacer efectiva la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial 2011 (CERD). Convención que contempla la conservación y  protección de tierras, así como también el derecho a consulta previa, libre e informada.

Cabe señalar que la extracción de minerales como el oro comprende una serie de acciones que producen impactos ambientales, como, deforestación, contaminación de los mantos acuíferos con cianuro, zinc, ácido nítrico o ácido sulfúrico, provocando contaminación y  muerte de flora y fauna generando ecocidios.